Pronunciamiento en Nicaragua contra la represión

Por su interés, reproducimos el siguiente PRONUNCIAMIENTO:

por los abajo firmantes

Nosotros, ciudadanas y ciudadanos de diversos sectores sociales de Nicaragua, que en distintos momentos participamos en la lucha por el derrocamiento de la dictadura somocista, que fuimos parte de la Revolución Sandinista, que nos distanciamos del FSLN cuando este pasó a ser instrumento privado de Daniel Ortega y Rosario Murillo, y que seguimos comprometidos en la construcción de una sociedad democrática y alternativa al capitalismo:

Nos pronunciamos

1) Expresamos nuestro apoyo a la juventud de Nicaragua, especialmente a los estudiantes universitarios, quienes con su admirables, valientes y aleccionadoras protestas del 19 al 24 de abril en las universidades y calles de ciudades del país, han desenmascarado el carácter antidemocrático, y ahora sanguinario de la dictadura orteguista y puesto en evidencia la necesidad urgente de cambios políticos sustantivos.

2) Condenamos de la manera más enérgica y categórica el espantoso baño de sangre que ha cubierto Nicaragua, por el asesinato de al menos 40 personas, la mayoría jóvenes y señalamos como responsables:

a) A Daniel Ortega y Rosario Murillo, pues desde su llegada al poder han convertido a las fuerzas del Orden y Seguridad en aparatos que operan directamente bajos sus órdenes, y para la defensa de sus intereses, en especial el de perpetuarse en el poder;

b) A la Cadena de Mando de Policía Nacional y los Antimotines que se le subordinan, quienes dispararon no solo gases lacrimógenos sino balas de goma y de plomo.

c) A los grupos paramilitares y en especial a sus jefes quienes, operando desde las sombra, mandan a sus subordinados encubiertos dentro de la mal denominada “Juventud Sandinista”, y que actuaron a la vista y paciencia de la policía con todas las formas brutales y letales de represión.

Estos actos de extrema y descontrolada violencia contra las protestas pacíficas constituyen flagrante violación de derechos humanos fundamentales consignados en la Constitución Política de la República.

3) Exigimos, que sin mayor dilación el gobierno de Nicaragua invite a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y al Alto Comisionado de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas para que envíe una misión investigadora a nuestro país, cuyos resultados serán esenciales en los procesos judiciales, nacionales e internacionales, para dirimir responsabilidades y castigar severamente a los culpables, tanto en instancias nacionales como internacionales.

4) Igualmente exigimos el establecimiento de un mecanismo de las Naciones Unidas como la Comisión Internacional Contra la Impunidad, (que algunos han comenzado a nombrar como Comisión de la Verdad), que tendría como mandato inicial:

a) la investigación de la masacre ocurrida, las desapariciones y las graves violaciones de derechos humanos de los jóvenes y pobladores capturados y desaparecidos.

b) verificar la existencia de estructuras paramilitares que actuaron en coordinación con la Policía Nacional y grupos de poder en la represión brutal contra las manifestaciones pacíficas y que realizan labor de espionaje, escucha, intimidación y chantaje de opositores (sin orden judicial) a fin de poner punto final a la existencia de los mismos.

5) Nosotros –ni nadie– creemos ni en La Fiscalía General de Justicia, ni en la Policía ni en la Asamblea Nacional para esclarecer lo ocurrido. Todos forman parte del mismo aparato orteguista controlado férreamente por la pareja presidencial. El sistema judicial ha colapsado. Los asesinos jamás se van a auto-inculpar.

6) Siendo que las Nacionales Unidas y la CIDH solo pueden hacerse presente mediante la invitación del Gobierno, exigimos que la invitación oficial se haga de inmediato. La presencia de estos organismos DEBE SER CONDICIÓN PRINCIPAL para la instalación de cualquier diálogo serio PARA LA BÚSQUEDA DE SOLUCIONES A LA GRAVE CRISIS QUE VIVE NICARAGUA.

7) Demandamos, así mismo, que en tal diálogo, con acompañamiento internacional convenido entre las partes, deben participar los campesinos del movimiento anti canal, que defienden nuestra Soberanía y su tierra para no ser expropiados; los obreros de las minas; el movimiento de mujeres y feminista; las comunidades indígenas caribeñas y afrodescendientes; y los ambientalistas, entre otros. Sus debates deben ser transmitidos en directo por los medios tradicionales y cibermedios de comunicación social.

8) Sabemos que solo la salida de Daniel Ortega y Murillo del poder, permitirán abrir los cauces para la solución de la Crisis que estamos viviendo, y proponemos que este sea un punto central del DIÁLOGO, que encuentre las vías para su salida, en el marco de la Constitución de Nicaragua, para que no haya más derramamiento de sangre. En tal sentido nos sumamos a la idea de adelantar las elecciones, pero con una nueva Ley Electoral, que entre otros restablezca la SUSCRICPICIÓN POPULAR y destituya a los actuales magistrados y sea un verdadero Consejo Electoral INDEPENDIENTE.

9) Nos sumamos a todos los ciudadanos conscientes de la importancia de mantenernos en permanente movilización. De organizarnos por barrios, comunidades, centros de trabajo y estudio, para poner nuestro granito de arena, en todas las formas creativas que sean necesarias para mantener vivas las justas demandas de los jóvenes, para NO DEJAR QUE ESTA MASACRE QUEDE IMPUNE, y no olvidar el sacrificio de estas preciosas vidas jóvenes, para no desmayar en nuestra búsqueda común de una Nicaragua democrática, justa y libre

Managua, Nicaragua, 1ro de mayo, año 2018.

1) Mónica Baltodano

2) Guillermo Cortez Domínguez

3) Oscar René Vargas

4) Lea Guido López

5) Alejandro Bendaña

6) Angelica Fauné

7) Ana María Pizarro

8) Guadalupe Salinas

9) Julio C. López Campos

10) Malena de Montis

11) Dr. Alberto Novoa

12) Mónica López Baltodano

13) Isidro “Chilo” Téllez

14) Bayardo Salmerón

15) Alexander Miranda

16) Martha Yllescas Altamirano

17) Luisa Molina

18) María de Jesús Tenorio Díaz

19) Amanda Centeno

20) Celia Contreras,

21) Ana Evelyn Orozco

22) Patricia Orozco

23) Arístides Rojas

24) Rodolfo Porras

A partir de aquí se siguen integrando todas las firmas de quienes quieren suscribir este pronunciamiento, a través de la plataforma electrónica en que colocaremos…

___

Nota: Sobre algunos de los firmantes: Julio López Campos, fue secretario de Relaciones Internacionales del FSLN durante la Revolución. Lea Guido, fue Ministra de Salud durante la Revolución.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.