Fujimori indultado

El regalo de navidad de Pedro Pablo Kuczynski (PPK) fue el indulto de Alberto Fujimori Fujimori, expresidente del Perú condenado, entre otras cosas, por delitos contra la humanidad. Sí, han leído bien. Es un regalo envenenado, una transacción, parece ser, entre PPK y la facción fujimorista dirigida por el congresista Kenji Fujimori, hijo menor del exmandatario: PPK evitó así la vacancia… desde el gobierno se niega este extremo. La resolución se concedió mediante Resolución Suprema Nº 281-2017-JUS publicada en El Peruano el 24 de diciembre de 2017.

El comunicado oficial reza lo siguiente:

El día 11 de diciembre del presente año el ex presidente Alberto Fujimori presentó ante el Instituto Nacional Penitenciario, INPE, una solicitud de indulto y derecho de gracia por razones humanitarias.

Dicha solicitud, suscrita por el propio interno activó el mismo día el proceso reglamentario previsto para estos fines.

Una junta médica oficial ha evaluado al interno y ha determinado que el señor Fujimori padece de una enfermedad progresiva, degenerativa e incurable y que las condiciones carcelarias significan un grave riesgo a su vida, salud e integridad.

Siguiendo el procedimiento regular, el informe de la junta médica fue elevado a la Comisión de Gracias Presidenciales la cual recomendó al Presidente de la República, en consideración al estado de salud del interno y de otros siete internos más, conceder el indulto por razones humanitarias.

El Presidente de la República, en uso de las atribuciones que le confiere la Constitución Política del Perú para tales fines, ha decidido conceder el indulto humanitario al señor Alberto Fujimori Fujimori y a otras siete personas que se encuentran en similar condición siendo las 18:00 horas del 24 de Diciembre del 2017.

La explicación dada por el actual mandatario del Perú es que «como demócratas no debemos permitir que Alberto Fujimori muera en prisión». Tal vez el orden de los factores debió ser distinto, tal vez lo que necesita una buena revisión es el sistema carcelario y evitar, efectivamente, que nadie muera en prisión; son cientos de prisioneros con enfermedades terminales que, con suerte, reciben la misma atención que esos otros que han sido indultados junto con Fujimori o en fechas cercanas -suman unos once, nada más-, ¿dónde está el procedimiento regular para que esas excarcelaciones dejen de ser una gracia presidencial?

Camila Gianella Malca en Útero.pe publicó una nota sobre las «sospechas del indulto» horas antes de que se produjera, en ese artículo cuenta cómo se fueron allanando las condiciones para que la junta médica facilitara el indulto (entre otros elementos relevantes), así:

Si bien no se debe poner en duda la calidad profesional del doctor Postigo, sí llama la atención que se haya designado a un médico, que, autorizado por la familia Fujimori, ya ha emitido públicamente una opinión indicando la necesidad de otorgar el indulto humanitario.

Cambios en las reglas de juego para el indulto durante la gestión de Patricia García

Llama la atención además del aparente cambio de reglas en los lineamientos para la designación de los profesionales médicos que conforman las juntas médicas para evaluar los casos de gracias presidenciales como el indulto humanitario. Si en el 2013 no se permitió a los médicos de cabecera de Alberto Fujimori a ser parte de esta junta evaluadora, en el 2017 no fue un problema la designación del doctor Postigo.

(…)

También llama la atención que esta directiva solo fue aprobada el 5 de diciembre del 2017, por la la Resolución Directoral N° 020-2017, es decir, en medio de los destapes de pruebas que señalaban contratos de consultoría entre Odebrecht y el presidente Kuczynski cuando este ya no era ministro de Estado, y que eran interpretados por muchos como pruebas de que el presidente había mentido.

Lo que alimenta aún mas las sospechas sobre los vicios en el proceso de la evaluación del indulto de Alberto Fujimori es que ni la Directiva Administrativa 001-2017-DGOS/MINSA, ni la Resolución Directoral N° 020-2017 aparecen publicadas en la web del MINSA y resultan imposibles de rastrear (o por lo menos casi imposible, pues somos varias personas las que las hemos buscado y no las encontramos).

Algunos de los documentos de esa nota llevaban desde el 21 circulando; el 22 de diciembre Pedro Francke publicó en Wayka «La trama del indulto» atando cabos.

En La República hacen un recorrido sobre los crímenes de Alberto Fujimori y sus intentos de conseguir el indulto, destacamos las siguientes partes de la nota enlazada:

Pedro Pablo Kuczynski, a pesar de las promesas que hizo antes de asumir el cargo, decidió otorgarle el indulto al exdictador Alberto Fujimori, quien permaneció encarcelado durante 10 años en la Dirección de Operaciones Especiales de la PNP (Diroes).

(…)

El exdictador, quien fue extraditado de Chile el 22 de setiembre de 2007, fue condenado a 25 años de cárcel debido a las violaciones a los derechos humanos por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta.

Alberto Fujimori fue encontrado culpable de homicidio calificado, lesiones graves y secuestro; pero pese a ello, sus círculo más cercano siempre presionó para que le otorguen su libertad, algo que fue conseguido finalmente en diciembre de este 2017.

Se debe señalar que la última solicitud de indulto para Alberto Fujimori ingresó el lunes 18 de diciembre a la Comisión de Gracias Presidenciales y, el viernes 22, se le anexó el acta de la junta médica que recomendaba el indulto.

(…)

Otra solicitud llegó poco antes de que Humala salga de su cargo pero no prospera ante la negación del ahora encarcelado mandatario.

Finalmente se llegó al punto clave: el proceso de vacancia presidencial contra PPK. Tras recibir el apoyo de Kenji, Alberto Fujimori ha recibido el indulto y ha quedado en libertad.

En ese mismo periódico, en otra noticia, se recoge la reacción de la ONU:

Alto Comisionado de las Naciones Unidas remarca que no haber considerado la situación de las víctimas para esta decisión “desvirtúa el camino avanzado por el Estado peruano en materia de verdad, justicia, memoria y reparación”.

(…)

“En ese sentido, las decisiones de las autoridades deben respetar siempre la obligación del Estado de investigar, procesar y sancionar las violaciones de derechos humanos, evitando cualquiera situación que pueda llevar a la impunidad”, agregó Amerigo Incalcaterra.

El representante del ACNUDH remarcó que la condena contra el ex dictador Alberto Fujimori “marcó un hito histórico para Perú y la región de América Latina en materia de lucha contra la impunidad por graves crímenes de derechos humanos”.

Amerigo Incalcaterra, en esa línea, recordó que en octubre pasado el Alto Comisionado de Derechos Humanos Zeid Ra’ad Al Hussein, la más alta autoridad de las Naciones Unidas, visitó el Perú y este señaló que los crímenes cometidos por Alberto Fujimori “son del interés de la comunidad internacional en su conjunto”, por lo que “la comunidad internacional debe ser involucrada en este tema tan importante”.

Por su parte, en El Comercio publican una nota de Karem Barboza Quiroz sobre la imposibilidad de «revertir» o «anular» el indulto por parte de la Corte de San José:

Sin embargo, algunos analistas y especialistas en materia penal, constitucional y derecho internacional dejan un punto en claro: la Corte IDH no se ha pronunciado nunca por un indulto humanitario.

El ex presidente del Tribunal Constitucional (TC) Víctor García Toma consideró que “formalmente” no existirían fundamentos para que la decisión de Kuczynski sea objeto de nulidad tanto en fuero “interno como externo”.

“En la jurisdicción supranacional [internacional] todos los pronunciamientos que ha habido en torno a las amnistías y conmutaciones han estado referidos a indultos comunes, pero aquí estamos ante un perdón por razones humanitarias”, aclaró.

Asimismo, recordó que el único caso en el que un indulto por razones humanitarias fue anulado en vía interna (Caso José Enrique Crousillat) fue por graves infracciones a la tramitación, “cosa que en este caso, aparentemente, no ha sucedido”.

“Se ha seguido, aparentemente, el procedimiento establecido por ley. En consecuencia, el presidente ha hecho uso de una facultad que le confiere la Constitución y quedará para la historia si hizo bien o mal”, indicó García Toma.

El ex presidente de la Corte IDH Diego García Sayán manifestó que, si en el fuero interno no se cumple con el proceso elemental para otorgar el indulto, este sí podría ser un asunto de “incumbencia internacional”.

Consideró que en el caso de Fujimori caben algunos cuestionamientos en el fuero interno sobre la presunta parcialización de la junta médica que recomendó su indulto.

Además, explicó que sí se podría objetar el hecho de que Fujimori haya recibido un derecho de gracia que impide su juzgamiento por procesos pendientes. No obstante, precisó que la Corte IDH solo prohíbe las amnistías, mas no los indultos.

“Allí sí, al margen de la discusión de que la Corte Interamericana ha prohibido solo la amnistía y no los indultos; el impedir que se lleven a cabo procesos de investigación y sanción judicial sí es una violación del derecho internacional”, dijo.

Perú21 publica una de las primeras (e importantes) bajas en el partido oficialista, Peruanos por el Kambio (también PPK), en este caso, la renuncia de Alberto de Belaunde. Habrá más movimientos tanto en el gobierno como en la bancada oficialista (que ha perdido, por este hecho, al menos dos congresistas). En el fujimorismo, si bien el tema se ve como positivo en general (aunque hay cierto malestar porque haya sido indultado y no declarado inocente, como ellos querían), ha provocado alguna que otra bronca entre históricos del partido naranja.

Por último, como informa El Comercio, Alberto Fujimori ha distribuido un vídeo en que pide «perdón» por haber «defraudado» a otros compatriotas. Se está haciendo la lectura equivocada de esta petición, pues no se disculpa por sus crímenes.

Mientras tanto, parte del pueblo peruano se levanta en manifestaciones contra el presidente actual por indultar al expresidente, como cuentan en Útero.pe. Y continuarán (el malestar está ahí).

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

5 thoughts on “Fujimori indultado”

  1. El indulto a fujimori se inscribe, creo yo, en la avanzada de la derecha política y judicial en el continente que condena la protesta social y exime a los represores de sus condenas bien bajo la figura del indulto, bien bajo la reducción de penas o bien poniendo un manto de piedad sobre el pasado represivo de gobiernos tanto democráticos como dictatoriales. Desde el poder en Argentina se ve, muy seguramente, este indulto, como un manto de piedad a los horrores de los años 90 y la manera en cómo los actuales gobiernos replican ciertas prácticas. Fujimori es un ícono de los 90 latinoamericano y su indulto es un insulto a las luchas populares contra la globalización ultra liberal que no detiene su rumbo.

  2. Salud

    Sí, eso se ve en el discurso de PPK para justificar el indulto; bien, vamos a aceptar el tema de edad+enfermedad (pues que se aplique a TODOS los presos en esas circunstancias, que en Perú son cientos), pero ¿hacía falta que en el mensaje de la nación hablara de «errores y excesos» en vez de «crímenes»? Que el lenguaje no es inocente…

    Hasta luego 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.