Osvaldo Bayer, el revolucionario

En la memoria de Abel Bohoslavsky

Recuerdo a Agustín Tosco saliendo del cine y comentando La Patagonia Rebelde, la película que con el guión de Osvaldo Bayer reprodujo brevemente la historia ocultada de aquellas luchas de los peones rurales, masacrados por la furia de terratenientes y los milicos de un Ejército enviado por el gobierno de Hipólito Yrigoyen. Recuerdo a Tosco aprobando la actitud del gallego Antonio Soto, un anarquista de los que no se rindieron. Recuerdo a Tosco eludiendo poco tiempo después la persecución del régimen de la Triple A en 1974 – que también se autodenominaba popular – clandestinidad forzosa que lo llevó a la muerte. Y a Osvaldo Bayer al exilio. Recuerdo la satisfacción inmensa de conocerlo a Osvaldo en 1986 compartiendo la redacción del mensuario Madres. Recuerdo con alegría cuando años después el barcito de la nueva casa de las Madres de Plaza de Mayo fue honrado con su nombre. Y recuerdo con tristeza y bronca cuando le fue quitado ese nombre, porque Osvaldo se atrevió a hacer críticas a un gobierno, porque él no dejó nunca de cuestionar a un gobierno capitalista, por más popular que se autodenominase. Un honor para su rigurosidad histórica y un escarnio para sus detractores. Recuerdo a Osvaldo relatando su lejano encuentro con el Che y rememorando sus discusiones con el Comandante de Nuestra América. Su propia evocación de Tosco. El historiador nos dejó el legado de su obra, lectura imprescindible de Nuestra Historia: la de la clase proletaria y de los pueblos originarios, historias ocultadas o tergiversadas por las historias oficiales. El luchador nos dejó el ejemplo de su dignidad y de su coherencia en las ideas y la acción. Jóvenes de las nuevas generaciones, sigan su ejemplo. Murió Osvaldo Bayer… ¡ha muerto un revolucionario, viva la Revolución!

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.