Fotomanipulación de Vizcarra.

Perú: Vizcarra se queda

por José María Rodríguez Arias

Finalmente el presidente Martín Vizcarra no fue vacado. En la sesión del Congreso para analizar la vacancia presidencial el pasado viernes 19 de septiembre, los grupos políticos votaron mayoritariamente en contra de la proposición de enseñarle la puerta al presidente.

La mañana comenzó con el presidente Vizcarra negando su asistencia al hemiciclo, tras la negación de la medida cautelar de suspensión de la sesión por parte del Tribunal Constitucional, pedido del ejecutivo dentro de la demanda constitucional por temas competenciales que, por lo demás, se ha admitido a trámite. Al principio, iba a ir solo su abogado, que declaraba que no era seguro que el presidente se pasara o no, pero ya poco antes de las 10 se avisaba de la presencia del Presidente por un ratito…

Así que Vizcarra apareció, habló quince minutos y se fue, aduciendo que tenía muchas cosas en la agenda (como inaugurar cosas en Trujillo; tema bastante menor comparando con un debate sobre la vacancia… aunque era un acto en donde está el fuerte de APP y la inauguración la hizo al lado de un importante dirigente de dicha formación que cambió su voto del sí al no, ¿coincidencia?). ¿Qué dijo? Que no hay delito, salvo por la grabación que le hacen, que sí lo sería, que se investigue, que da la cara, que no procede la vacancia y que él quiere ser transparente (¿habrá escuchado el audio donde él mismo intenta ocultar la realidad?) y que no tenía por qué haber asistido. Además, mostró dos cartas notariales enviadas por Roca donde esta pedía disculpas por dos de sus declaraciones.

El abogado de Vizcarra defendió no al presidente, sino al ejecutivo. Al menos, eso decía. Habló de lo inapropiado que era usar la vacancia como instrumento de control político (como curiosidad: cuando definía la vacancia siempre se olvidaba de «incapacidad moral» y se quedaba únicamente con lo de «incapacidad por salud»). Insistió mucho que la vacancia se debe votar sobre hechos comprobados y no sobre «hechos que no tienen certeza», que el Congreso no investiga ni es un juzgado (esto, teniendo en cuenta las competencias del Congreso en algunos temas, es simplemente falso).

Los y las congresistas participaron en una sucesión de monólogos (eso no es un debate, ni aquí ni en ninguna parte), donde la demagogia se combinó con las salidas de tema y acusaciones increíblemente fuertes, donde pocos grupos han votado de forma coherente entre lo que decían ahí y el resultado de su postura, donde a veces oías a dos congresistas del mismo grupo y afirmaban cosas distintas… lo de siempre. Sí que señalaron algunas cosas interesantes: la incapacidad del ejecutivo de explicar qué había ocurrido y por qué, la intención de ocultación clara por parte de Vizcarra de los contactos con Cisneros, la indecensia de todo esto, una defensa también de la figura de la vacancia (aunque un congresista se pasó de creativo al asegurar que Perú no es un país presidencialista sino semipresidencialista porque hay figuras de control al ejecutivo, obviando por completo las definiciones reales de esos sistemas).

Hubo algunos encontronazos entre las bancadas, así, desde UPP se acusó a otras de negociar por lo bajo con el ejecutivo para salvar a Vizcarra; mientras que Frente Amplio reprochaba a algunos grupos ese voto a favor apresurado la semana pasada mientras que ahora se inclinaban por el «no» cuando los hechos no habían cambiado; esta formación mantenía su exigencia de un proceso de investigación real sobre el caso para poder decidir bien. En general, todos los grupos pidieron una investigación de lo que pasó.

Algunos congresistas recordaron que esto es un proceso político (la vacancia), no judicial, así que se decide en base a criterios políticos; también que sí podrían haber delitos, como el de obstrucción a la justicia (que no es causa de acusación constitucional, pero sí podría valer para la incapacidad moral y, en todo caso, es algo que cuando deje su mandato tendría que analizar el sistema judicial ordinario).

Dentro de las bancadas también hubo ciertas discrepancias, sobre todo por los versos libres, con acusaciones más o menos claras de populistas, de vendidos y demás (creo que el encontronazo más claro se dio dentro de Fuerza Popular).

Tal vez la peor intervención la tuvo Chehade (APP), pues deslizó que se habría que investigar también el «escándalo sexual» (de ahí la comparación con Clinton). Eso sí que no, señor Chehade, si el tema con Cisneros es su cercana relación con el presidente para conseguir contratos públicos, el tipo de relación nos debe dar igual, no hay «escándalo», no seamos puritanos. El tema no es tanto si Vizcarra tiene tal o cual tipo de relación, sino si la relación influyó en las contrataciones y, sobre los audios, si realmente el presidente intentó ocultar lo que pasó (como se deduce de ellos).

En todo caso, por los discursos se entendía que al ejecutivo le quedan dos noticieros, que son siete meses hasta las próximas elecciones, con lo que este gobierno, que mayoritariamente no gusta en el hemiciclo, no tenía mucho futuro (lógico), aunque se mostraron desconfiados en que Vizcarra organice unas elecciones limpias (¿van preparando el terreno para quejarse del resultado el próximo abril?).

Fueron 32 votos a favor de la vacancia (de 87 requeridos), donde los únicos grupos que votaron claramente por esta opción fueron Unión por el Perú (UPP) y el FREPAP, el primero manteniéndose en lo votado para aceptar la tramitación urgente de la moción de vacancia y el segundo cambiando el voto de la abstención al sí. Además, 4 congresistas de otras bancadas votaron a favor de la vacancia (2 de Acción Popular, 1 de Fuerza Popular y 1 de Somos Perú). Así pues, se pasó de 65 votos a favor a 32.

En contra de la vacancia hubo 78 votos y estuvieron en esa página Acción Popular (que mayoritariamente cambió su voto), Alianza para el Progreso (en bloque cambiaron al no), Fuerza Popular, Somos Perú y el Partido Morado. Por su lado, en la abstención se encontraron Podemos Perú (que pasó de votar a favor a abstenerse) y el Frente Amplio.

Resumen de las posturas mantenidas en ambos debates:

  • Acción Popular (AP): Si bien la bancada ya estaba algo dividida en la primera sesión, siendo el «sí» el voto preferido, en esta ocasión se inclinó mayoritariamente por el «no».
  • Alianza para el progreso (APP): Pasaron de votar en bloque a favor de la vacancia a votar en contra.
  • FREPAP: Cambió su voto de la abstención hacia el «sí» a la vacancia.
  • Fuerza Popular (FP): De las 3 personas en el «sí», pasó a votar en mayor bloque por el «no», teniendo solo un verso libre.
  • Unión por el Perú (UPP): Se mantuvo en el «sí». Acusó a los otros grupos de negociar bajo la mesa.
  • Podemos Perú (PP): Del «sí» a la «abstención» mayoritaria.
  • Somos Perú (SP): Se mantuvo igual que en la primera votación.
  • Partido Morado (PM): Se mantuvo en el «no».
  • Frente amplio (FA): Uno de los «síes» pasó a la abstención, donde se encontraba la mayoría del grupo.

Cuadros en detalle:

Moción para tramitar la vacancia (11/09)
GruposA favorEn contraAbstenciones(No vota)
Acción Popular16431
Alianza para el progreso211
FREPAP141
Fuerza Popular3912
Unión por el Perú13
Podemos Perú11
Somos Perú19
Partido Morado9
Frente amplio341
No agrupados12
Totales6535246
Votación sobre la vacancia (18/09)
GruposA favorEn contraAbstenciones(No vota)
Acción Popular2211
Alianza para el progreso211
FREPAP15
Fuerza Popular114
Unión por el Perú13
Podemos Perú92
Somos Perú19
Partido Morado9
Frente amplio251
No agrupados21
Totales3278155
Comparte

1 comentario sobre «Perú: Vizcarra se queda»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.