Fidel Castro ha muerto

por Luis Mattini

Información que solo puede escribirse con la fuerza y precisión del pretérito perfecto, porque este acontecimiento es un pasado no acabado aún.

Fidel no esperó a que la HISTORIA lo absolviera. Su última decisión le perdona y lo absuelve de sus pecados, sus prácticas de realeza, sus crímenes y nos devuelve aquel Fidel que supimos admirar y, en mi caso y el de mis viejos compañeros del PRT-ERP, seguir.

Porque Fidel decidió ser cremado. Ultimo gesto de grandeza que frustra la pestilente necrofilia y manipulación de cadáveres, que suelen practicar los iberoamericanos de izquierda o de derecha.

Hecho cenizas, su cuerpo no podrá ser venerado ni embalsamado.

Lindo sería que se entendiera este su último mensaje y no lo reprodujeran tampoco en ese híbrido metalucho llamado «bronce», que tanto admiran las clases dominantes, con el que intentaron matar a Lenin, al Che o al general San Martín, entre muchos otros…, metal pretencioso, despreciado por los herreros y odiado por los porteros porteños, que se cansan de lustrarlo.

Además, por suerte hoy no hay un versero, como el muy católico Belisario Roldan, que sufrimos en la escuela primaria, quien en la inauguración del monumento a San Martín, en Bouglone Su Mer, expresó: «Padre nuestro que estás en el bronce».

Porque claro está que Fidel fue un hombre de hierro.

Ya que sin esa mano de hierro no hubiera podido resistir la permanente agresión del imperialismo norteamericano, ni la insospechada ambigua admiración de la mayoría del pueblo cubano con las costumbres yanquis. O creer que los yanquis son los únicos poderosos sin recordar que la única guerra que ganó EE.UU. fue la guerra civil.

También es posible que Fidel nunca haya leído al General San Martín, quien como el Che renunció al poder afirmando: «el sable del libertador se transforma en el sable del tirano si este no se retira», y así, la «mano de hierro» de Fidel, se transformó en la mano el amo liberador por muchos años.

Pero repito: decidir ser cremado nos devuelve ese hombre de hierro y, con el Che, podemos decirle; «Hasta la Victoria, siempre».

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

1 thought on “Fidel Castro ha muerto”

  1. Han transcurrido mas de un año de la muerte de Fidel y parece que la “mano de hierro” no solo de Fidel; porque a pesar de que Cuba rema como en un cascajo de nuez en el oceano, continua empecinadamente su construccion del socialismo. Ahora Ud. tan guevarista, Mattini, digame como se compadece esto que decia el Che ( con la que yo acuerdo absolutamente!) que era necesario provocar varios vietnam en latinoamerica … porque el socialismo en un solo pais era impensable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.