Cita con un cronopio en el invierno habanero

por Rosa Elvira Peláez* En febrero de 1978, Julio Cortázar estaba de nuevo en La Habana, como parte de un equipo francés que, en colaboración con el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), se proponía realizar un documental sobre el arte y la revolución en Cuba.

Cortázar y su Nicaragua tan violentamente dulce

por Abel Bohoslavsky Era un domingo caluroso y seco en Managua ese 12 de febrero de 1984. ¿Qué otra cosa que no fuese calor podía haber en Managua? No existía internet, ni guazap. Muy pocos teléfonos. Apenas algunos jefes militares disponían de walki-talkies. Pero había teletipos y télex. No muchos. Debe haber sido el viento que trajo la noticia de […]