Apuntes para la militancia

¿Qué hacer frente a un nuevo escenario?

por Manuel Justo Gaggero*

I.-INTRODUCCION

Cómo decía en la anterior, le he dado esta denominación a estas reflexiones sin tener la pretensión de imitar las magníficas enseñanzas que nos diera John William Cooke con este título.

Se trata de intentar   contribuir, con un aporte, al necesario debate que se abre en el conjunto del campo popular que, para tener una mirada correcta del momento debe, a nuestro juicio, estar despojado de caracterizaciones teológicas o esquemáticas y de juicios de valor que partan de calificaciones o descalificaciones fundadas en prejuicios.

Partimos de la premisa que lo que hoy se discute es la gestión, ya que el poder real solo fue interpelado, en nuestra historia moderna, en las décadas del 60 y del 70 por las organizaciones revolucionarias peronistas y guevaristas que fueron combatidas por el Terrorismo estatal.

Por ello es que, al participar en el proceso electoral, en una democracia burguesa delegativa como la nuestra, estamos aceptando estas limitaciones, en un momento histórico en el que en el Continente no se plantea, ni se propone, otra forma de lucha; mas allá, por supuesto, de la movilización en las calles, que siempre estará presente.

Hechas estas aclaraciones pasamos a analizar la coyuntura.

II.- SITUACION INTERNACIONAL.

En la anterior, ya advertíamos, sobre un estado de latente conflicto bélico en diferentes zonas del mundo generado por la disputa de la hegemonía entre Estados Unidos, Rusia, la República Popular China y algunas naciones europeas –centralmente Alemania y Francia.-

Esta situación se produce en el medio de una crisis profunda de los Estados de Bienestar, un aumento de la exclusión y una creciente fascistización de la población, de algunos países europeos y de los Estados Unidos.

A ello debemos sumar la intención de Israel de aumentar su presencia en el Medio Oriente, llevando adelante un brutal genocidio del pueblo palestino, y la pretensión de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes de extender su influencia en la región .-

Estos, además, en un juego peligroso apoyan   y proveen de armas al llamado Ejército Islámico, variante fundamentalista que crece entre los jóvenes árabes, históricamente maltratados por “Occidente”.-

Los millones que habitan en Europa y los Estados Unidos, marginados y víctimas de la xenofobia, están proclives a sumarse a estas organizaciones que canalizan su resentimiento ancestral.

A este contexto se suma una profunda recesión de las economías de los países centrales y una seria crisis en China que advierte que en sus pretensiones imperiales ha dejado atrás a más de 600 millones de chinos, que viven miserablemente.

A ello se suma el calentamiento global, el uso de pesticidas que dañan la salud, el crecimiento de la pobreza y de la corrupción en las naciones africanas y asiáticas y el aumento de la desigualdad en nuestro Continente.

Este escenario es absolutamente diferente al que se empieza a generar luego de la Segunda Guerra Mundial, con el desarrollo de las luchas por la liberación en las naciones oprimidas, el surgimiento del Movimiento de Países No Alineados y las derrotas que se le infringen a Estados Unidos, primero en Corea y luego en Vietnam.

En este contexto, sin embargo, tenemos que enmarcar nuestro accionar tratando de apoyar los procesos de cambio como el que se frustrara en Grecia o la primavera árabe que se iniciara en Túnez.

II.-SITUACION NACIONAL.-

Luego de más de trece años ha sido derrotado, electoralmente, un falso progresismo que fundó su relato en la clásica mentira “goebeliana”-miente, miente que algo queda – que manipuló las luchas que libró nuestra generación y copto-corrompiendo – a pseudo intelectuales y a algunos organismos de derechos humanos, desnaturalizando su rol.

Deja un país con una deuda externa de 270 mil millones de dólares, un 30 % de nuestros compatriotas por debajo de la línea de pobreza, un déficit fiscal nunca antes visto, compromisos con Chevron y La República Popular China, con renuncia a la jurisdicción de los tribunales argentinos a favor de los de Nueva York, en el primer caso y los de Londres en el segundo.

Similar conducta que tuvo el tándem Kichner –Lavagna en el canje del 2005 que generara la intervención del juez Griessa, denostado mentirosamente por el ex oficialismo que fue el que le otorgó la facultad de intervenir en el caso de los acreedores que no aceptaran este.

A ello se suman cerca de 60 proyectos de minería a cielo abierto y contaminante, ejecutados, en su mayoría, por trasnacionales que fueran autorizadas y respaldadas por el gobierno de la dinastía Kichner.

Para llevar adelante este modelo de “capitalismo de amigos”, que en nada modificó el diseño de Alfredo Martinez de Hoz se apoyaron en una burocracia sindical pactista y corrupta, dividiendo el movimiento obrero.

Al mismo tiempo apelo a la represión de quiénes reclamaban sus derechos mediante la sanción de la Ley Antiterrorista, el espionaje ejecutado por los servicios de inteligencia del Estado y del Ejército a los opositores y el respaldo a fuerzas policiales vinculadas al narcotráfico y al gatillo fácil.

Más de 3000 jóvenes fueron asesinados por la “política del gatillo fácil”, gran parte de ellos en la Provincia que gobernara el candidato a Presidente del continuismo.

Tampoco se avanzó en los juicios a los crímenes de lesa humanidad cometidos por el Estado Terrorista -1974 a 1983 –como claramente surge del balance que realizara la organización de “Hijos” de la ciudad de la Plata.

Como cierre de este período de entrega del patrimonio nacional, de corrupción en todos los niveles y de ocultamiento de la realidad, como no podía ser de otra manera surge un gobierno que intenta expresar una centroderecha moderna. Este nuevo período que se inicia, tiene particularidades que resultan importantes.

Por una parte el Presidente Macri carece de la mayoría parlamentaria que hizo que el gobierno que se va transformara el Congreso en una “escribanía”.

Deberá tomar sus decisiones generando consenso y teniendo presente que los procesos históricos son dialécticos y que no se pueden repetir políticas fracasadas.

En la búsqueda de apoyos, sobre todo en el interior del País, deberá rediseñar medidas que apunten a superar la crisis de las economías regionales.

Cuenta con un punto de partida importante.

Por primera vez en 28 años esa “sociedad de negocios” que es el peronismo ha sido derrotado en la Provincia de Buenos Aires.

Acompaño estas reflexiones con un documento de nuestro compañero Carlos Suarez con el que coincido plenamente.

III.-NUESTROS DESAFIOS

Con este marco y analizando autocríticamente la escasa presencia de los que cuestionamos el modelo de país vigente en este proceso electoral, pienso que es preciso que nos planeemos construir un amplio Frente Popular, que respete la diversidad y este unido por las coincidencias.

Sin prejuicios dejando de lado los personalismos y abandonando el concepto de que “somos poseedores de la verdad “.

No será tarea fácil pero en esta construcción deberá participar en forma activa el sindicalismo antiburocrático nucleado en la CTA Autónoma y en las agrupaciones obreras antiburocráticas.

A ellos habrá que sumar los movimientos sociales-ecologistas, de género, contra la minería contaminante, barriales, culturales, estudiantiles, etc.

Asimismo deberá ser parte de este armado la izquierda en todas sus variantes trotskista, guevarista, marxista revolucionaria, comunista de verdad.

Por supuesto que debemos contener a los peronistas que se referencian en el pensamiento de Alicia Eguren y John William Cooke, a los radicales que reivindican el pensamiento de Leandro Alem, de Luis Dellepiane y de Moisés Lebenshon, a los socialistas que se asumen continuadores de José Ingenieros y de Alfredo Palacios, a los nacionalistas revolucionarios y a todos los que quieren vivir en un país libre y en sociedad solidaria.

Esta confluencia deberá elaborar un programa que admitirá la diversidad y sintetizara a las corrientes anticapitalistas, antimperialistas socialistas, nacionalistas revolucionarias y demócratas populares.

Este debe ser nuestro norte.

*Militante de UP en el Frente Popular.-

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.