Investidura en España: el PSOE fracasa

Pedro Sánchez se queda mucho más solo de lo esperado y esperable

por José María Rodríguez Arias

El líder del segundo partido en la cámara, Pedro Sánchez, no ha conseguido ser investido presidente del gobierno. Solo ha cosechado los «síes» de su partido -PSOE-, de su aliado de pacto -Ciudadanos-, Nueva Canarias (que se presentó en coalición con el PSOE) y Coalición Canarias, sin abstenciones; con lo cual fue absolutamente insuficiente para que el socialdemócrata pudiera salir presidente en segunda ronda. En la primera votación, recordemos, el PSOE obtuvo solo 130 síes (lo que corresponde a los 89 del PSOE, 40 de Ciudadanos y 1 de NC) frente a 219 noes y una abstención (CC). ¿Cómo es posible que los otros partidos con los que estuvo tan cerca del pacto le hayan abandonado de tal forma?

Es simple: el PSOE pactó un documento extenso y excluyente con Ciudadanos. Un programa de gobierno que hasta el PP podría firmar (que dirían y dicen los de Ciudadanos) con lo que no tiene sentido que grupos independentistas o de nacionalismos distintos al español (esto es, nacionalistas vascos y catalanes) apoyaran una propuesta de más de lo mismo, mientras que las izquierdas veían cómo todo cambiaba para que nada cambiase, la política económica sería la misma neoliberal de los últimos (y no tan últimos) tiempos. Así pues, el PSOE intentando agradar a todos se quedó con la pareja insuficiente (divertido ver cómo tanto el PP como Ciudadanos intentaban no definirse como derechas mientras que definían al «otro lado» como izquierdas).

Pedro Sánchez insistió mucho que no era posible un pacto solo con las izquierdas, que no sumaba lo suficiente; tiene razón, claro que la tiene, pero tampoco con el partido que ha firmado lo suma. Quiero decir, puestos a quedarte por debajo de las expectativas, casi mejor con 160 que con 131… o no. Ahora el líder socialista afianza su alianza con Ciudadanos proponiendo que siempre negocien las dos fuerzas juntas directamente con el resto de partidos. ¿Acaso quieren asegurarse el fracaso? ¿Es que ya van de la mano pensando en las elecciones? (Como nota aclaratoria: en los próximos dos meses aún alguien puede ser investido presidente; incluso Pedro Sánchez puede volver a intentarlo; si nadie sale, se convocan elecciones).

Escuchándoles hablar, o no han entendido de qué va esto del parlamentarismo o simplemente nos engañan o quieren engañar. Es una de dos. Uno dice que los españoles han votado cambio (¿qué cambio?, esa es otra historia, parece que es profundizar en los recortes de Rajoy pero llamándole «política social») y que el cambio debe sumar a la derecha (referencia a Ciudadanos, Convergencia, PNV, CC y otros) y a la izquierda (Compromís, Podemos, las confluencias, IU-UP)… en otras palabras, el cambio es una gran coalición sin el partido lógico en una gran coalición.

El Partido Popular (PP), que anda ofendido porque Pedro Sánchez les dijo que no (y no hablaron con nadie más hasta que se vieron pillados por la inactividad de Rajoy, quien rechazó la posibilidad de una sesión de investidura), ahora pregona que el pueblo español votó pacto, esto es, que el PP y el PSOE pactaran continuar con el gobierno del primero y los cambios que este dejara hacer al PSOE (pocos, ya avisaban).

¿Cómo? Lo primero: el pueblo español votó muchas cosas. De hecho, no votó como «pueblo» o «sociedad», los resultados de unas elecciones no son un compendio de deseos sobre el futuro, sino una agregación de preferencias de triunfo en cada circunscripción. Esto es, nadie que votó al PP lo hizo para que pactara con el PSOE, nadie que lo hizo por Podemos quería que ganara un candidato distinto a Iglesias. Por supuesto, todos los que votamos por partidos distintos no lo hicimos para bajar la mayoría del PP y el PSOE y se vieran obligados a pactar (más bien, eso era un riesgo, no un deseo). En fin, no me voy a explayar en esto, que en su día traté en otra nota en mi bitácora personal.

Lo cierto es que en la carrera para la investidura (que comenzó hace un mes) la compañera de baile preferente fue Ciudadanos; Podemos puso muy caro su apoyo (contando el entrar en el gobierno y carteras ministeriales fundamentales) y la estrategia del PSOE es mostrar al partido de Iglesias como intransigente, culpable de que aún haya gobierno del PP (el latiguillo más usado por Sánchez fue que si le elegían, todo eso progresista que incluso propone Podemos se podía comenzar a debatir desde este lunes); no sé si es una estrategia que realmente dé resultados para restar votantes a Podemos, puesto que ha dejado al PSOE más a la derecha de lo que un partido socialdemócrata aguanta.

Pero las izquierdas siguen ofreciendo al PSOE la posibilidad de auparle al gobierno, eso sí, si van solo con ellas… lo cual estaría bien si: a) sumaran (cada vez que alguien de izquierdas habla de «un gobierno de progreso» donde incluyen sumar votos de partidos conservadores como PNV o CC me saca una sonrisa); y b) el PSOE fuera de izquierdas. Demonios, llevamos años peleando con recortes que fue el propio PSOE quien los puso ahí. Es cierto, son «progresistas» en ciertos temas, pero, como han señalado operadores tan distintos como Rivera (Ciudadanos) o Gazón (IU), el programa económico es de derechas (el de Ciudadanos no usó ese término, pero recordó que lo firmaría el PP y que es «de economía de mercado»). La tira de Igualito de esta semana va por ese lado:Igualito 132Lo siento, hoy por hoy no es posible un gobierno de izquierdas si en el mismo está el PSOE. Vamos a reconocer eso de una vez para dejar de darle poder de gobierno a un partido como si fuera un triunfo de la clase trabajadora cuando, día si y día también, atenta contra nuestros intereses.

¿Qué va a pasar? Personalmente me siento incapaz de intentar media predicción al respecto, los políticos profesionales-institucionalizados en general tienen gran capacidad para firmar cosas rara en el último minuto si eso les da un poco de poder al igual que apostarlo todo a otras elecciones. Eso sí, Sánchez ha conseguido mostrarse como un líder no-sectario y Rivera se ha reforzado él solito. Al menos por ahora eso es lo que parece…

3 thoughts on “Investidura en España: el PSOE fracasa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *